sábado, 23 de diciembre de 2017

Feliz Navidad



Sobre mí la constancia esforzada pude advertir una franja de luz haciéndose magia, un motivo que me hace seguir bogando por conseguir mis sueños, con la única necesidad de compartirlos
con quienes necesitan nutrirse de mi amistad.
                                                                                                                                       Agapxis




Camino,
quizás sin esperar una pausa,
soy frágil, temeroso
buscando la despierta templanza
que aletea en mi corazón.

Viajo en una inspiración
que me levanta
ante las barreras
que la vida pone a mi disposición.

Hoy… mañana…
es tiempo de RENACER
de buscar en lo más profundo
de nuestro ser
cada espacio y aroma
capaces de despegar
del fondo de nuestras almas,
capaces de dibujar
siluetas iluminadas
que palpen susurros
si,
susurros de inmensa bondad

Hoy… mañana…
siempre perenne,
abro mi corazón
y dejo volar
luces de amistad
que vuelen sin fatiga
y te puedan alcanzar,
que pinten sonrisas
mágicos destellos de felicidad.

Hoy… mañana… siempre
hay una estrella
que espero no deje de brilla,
esa estrella eres amig@ tu
quien me hace RENACER
ser NAVIDAD.




A todos los que por aquí pasáis, Gracias siempre por vuestro tiempo y compañía.
Desearos que paséis unas felices fiestas de Navidad
Comparte.

Feliz Navidad


   


  

Sobre mí la constancia esforzada pude advertir una franja de luz haciéndose magia, un motivo que me hace seguir bogando por conseguir mis sueños, con la única necesidad de compartirlos con quienes necesitan nutrirse de mi amistad.
                                                                                                                                       Agapxis



Camino,
quizás sin esperar una pausa,
soy frágil, temeroso,
buscando la despierta templanza
que aletea en mi corazón.

Viajo en una inspiración
que me levanta
ante las barreras
que la vida pone a mi disposición.

Hoy… mañana…
es tiempo de RENACER
de buscar en lo más profundo
de nuestro ser
cada espacio y aroma
capaces de despegar
del fondo de nuestras almas,
capaces de dibujar
siluetas iluminadas
que palpen susurros
si,
susurros de inmensa bondad

Hoy… mañana…
siempre perenne,
abro mi corazón
y dejo volar
luces de amistad
que vuelen sin fatiga
y te puedan alcanzar,
que pinten sonrisas
mágicos destellos de felicidad.

Hoy… mañana… siempre
hay una estrella
que espero no deje de brilla,
esa estrella eres amig@ tu
quien me hace RENACER
ser NAVIDAD.




A todos los que por aquí pasáis, Gracias siempre por vuestro tiempo y compañía.
Desearos que paséis unas felices fiestas de Navidad y entrada de año.

Comparte.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Hojas de luna.



Acércate despacio
quiero recordarte,
muéstrame el camino
déjame creer
en la senda que fijaste.

Devórame el tiempo
que hace estragos en mi pensamiento,
píntame los sueños
que me desnuden a tu deseo,
que me hagan tu arfil
al escapar de Morfeo.

Déjame pensarte
permanecer en tu verso,
sostenerte la vida
ofrecerte el universo,
ya sé que la fatiga
nunca se llevará lo nuestro.

Busca en el silencio
en los atardeceres de mi añoranza
y hazme virtud
luz de tu presencia,
cáliz que beba de tu existencia.

Ofréceme el pórtico
donde se desvanece tu cuerpo
para hacerte aura cálida,
lluvia clara
que bañe tu cara
de calmo dulzor.

Quiero que estés en mí,
sempiterna y llena
deidad serena,
fin y unión

de mi alma y corazón.


Imagen: Amahi Mori
Comparte.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Oblicuo intenso.

Solo me queda esperar.

Cuando yo no este,
conocerás la ausencia que yo siento.


Comparte.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Errante desorden.




Errante desorden.

Soy hombre en la encrucijada del deseo
la luna parábola iluminada
que en esta noche
convoca una maldita abstracción
que me derrama en el deseo de tu piel
Adán duerme en mi sangre
con la revolución del pecado
y esa necesidad de ungirte
en la destreza de un verso
o en lo profundo de un gesto
que haga de tu ansiedad
un delirio de inmortal satisfacción.

Celindas tibias, me emboban tus sombras,
cuando confirmo en mi temblor
el aroma que nace
en el páramo de tus pechos,
hielo desecho por el vino
que derramas en tu cuerpo
como mieles de incitado ardor,
tus manos sugieren el camino de las mías
en esa guía ciega de urgencia
que me abre la frontera de tus muslos.


Errante desorden,
ocupo tu verso
en esta encrucijada de sexo
en la que me elevo,
escribo y te amo
en este universo
en que los sentidos

se hacen intensos.
Comparte.

Frenético deleite.



Paisajes que se deslizan
por la arista del parpado,
frenético deleite
que expande la pupila
en el infinito indomable
de la permanencia.

Duermo en la noche
como un rehén
sin porvenir
a la espera de tu resplandor,
de tu fragmento elíptico
que no cesa
y se suspende
en un éxodo descorazonado
que devora el tiempo
en la perpetua espera.

Me engaña esa confianza
de saberme en tu sangre,
de sostenerme en la arista
que tus ojos conciben,
sumerjo mi utopía
en la lluvia diluida
de un poema
que no nace
que no suena
y que el tiempo y la esperanza aleja.




Tus ojos todo lo penetran
y mi locura se sirve en tu mirada.


Comparte.