lunes, 27 de marzo de 2017

Se coló.




Se coló sin esperarlo
acompañada de la nota
templada de una guitarra,
las estrellas fueron testigos
del constante guiño céfiro
que puso sombra a mis ojos.


Sustancia,
era sustancia,
impulso,
en una teoría
incomprensible,
mi corazón en un rincón secreto
construyo un refugio
y lo fue llenando de argumentos
revolviendo sensaciones y sentimientos
dejando su rastro en el pensamiento.

Creció sola
entre los cultivos de mi mente,
se confundió
en un poema,
sin tema
y el azar
la protegió.


Hoy sé que esta enredada
entre mis dedos
casi como un ritual
del que no puedo escapar.



 Imagen: Anna Bocek© – Girl With Necklace
Comparte.

sábado, 25 de marzo de 2017

Aquel Viento de Primavera




Era tan solo un sueño,
un delirio que fluía
como canícula de deseo
en una tarde de primavera,
era un viento fresco
con jirones de debilidad,
prometía el cielo con su azul
unos matices tenues
tatuando tu piel.

Estabas allí,
estoy seguro que estabas allí,
donde se prodigaban tus labios,
donde yo era viento
tendido en tu lecho
esperando embriagarme
del fervor de tu reflejo,
lentamente,
suavemente,
roce las dunas de tu piel,
estabas allí, lo sé,
como aquel viento
de una recién llegada primavera,
como un bosquejo
de claridad prematura,
sentía tu ternura
hundiéndose en mí.

Te juro que no podía saberlo
no podía quebrar mi razón,
quizás imprecisa mi mente
alcanzaba otra dimensión,
pero yo te sentía,
en la árida asimetría
de aquel solsticio,
en lo más profundo
de un amor que nacía,
que nacía y crecía
al tránsito de un viento
en un sueño de primavera.
Comparte.

sábado, 18 de marzo de 2017

Arar.




Caigo en esta prudencia
que entre los parpados me propongo,
vil audacia
que persigo y encuentro,
pienso bajo una noche de luna
a la usanza de un poeta
que desgasta su mirada
en la sombra perfecta.

Busco el silencio que me robaron,
la luz de aquellos ojos
que de inocencia clamaron,
entre los meandros
de unos cuerpos abrazados,
la posibilidad de extinguirme
en el propio engaño
y el temor de los ideales creados.

Extraviado
en un verso,
con el miedo de defraudarlo,
soy poeta confeso
y a la vez hombre
con la fuerza derramándose
en un sudor de tinta,
en un parir la letra,
sueño imposible
soliloquio solitario
navegando en un charco
de imaginación factible.

Fatiga doliente,
sombra encadenada,
sordo vibrar
que me empuja a versar,
solitario destino,
en el pensamiento me encamino
orla de viento
musa del sufrimiento
si tu pudieras…
devenir el surco
arar el poema.




Imagen: Autumn - Jono Dry Art
Comparte.

jueves, 16 de marzo de 2017

Reminiscencia




Al principio todo estaba dispuesto
para permanecer.

En el horizonte
los reflejos
eran equidistantes,
había palacios sostenidos
carentes de reproches
indecencias impronunciables
y palabras, sobre todo palabras,
ofreciendo consagraciones verdaderas
con la insolencia de la juventud,
la ambigüedad y su riesgo
un refugio donde reír implícitamente,  
equivocarnos,
una excusa en el abismo del perdón,
con la atrevida lascivia
de los que perdían el orgullo
entre travesuras de piel.

Y, sobre todo,
emergente entre los iconos del corazón
una sonrisa pícara,
entre la comisura de nuestros labios.

Hoy nadie conoce
el placer de las miradas,
las búsquedas
no tienen geografía
y mueren si imaginación,
las palabras
se visten de silencio
o surgen con cadencias monótonas
en inventarios de reproches
tan eternos
como odiosos.

Y nuestros labios
¡ay de nuestros labios!
se agrietan tan áridos…
que ni siquiera la solemnidad
de los besos
dibujan el amanecer de una sonrisa.
Comparte.

martes, 14 de marzo de 2017

Sol de marzo



Armonioso sol de marzo
que habitas condensado
en esta insular sombra
que se extiende por mi corazón,
dejas los días líquidos
descolgándose impertérritos
en una súplica distante…
cada equilibrio,
quebrado y propio,
contenido y resistente
en el ofertorio de mi vida
me desbanca el amor propio
y me hace transeúnte
en el propósito de una duda
que me agota de ansiedad.

En este laberinto contundente
que se remarca en las agujas
del oportunista tiempo,
me vence,
me arrastra,
como una hoja
a su orilla
contra corriente,
abre las fisuras
de mi hechizo permanente
y me muestra la luna de tentación.

Desnudo en mi dicha,
con la paulatina fe
derrumbada,
me brindo al sol de marzo
para que me traiga tu caricia
tu nube de halagos
y oteo el horizonte
como un vigía en celo
cultivando
un deseo que brota entre mis manos
y arraiga…
y crece
me estremece.
Comparte.

martes, 7 de marzo de 2017

Adivina.




Surge ignífera y radiante
por encima del misterio
tan libre en su vertiente
que negarla… es sacrilegio.

Los claveles en la boca
imaginábalos yo,
sándalo desnudo
herido de amor.

Viento de profunda ilusión
tibia ternura tallada,
no es la magia esparcida
la que forja y nutre esa constelación.

Paráfrasis que escondo
por aquí, en algún rincón
enardecido respondo
a los saltos de mi corazón.

De estrellas no hablo
y verso con ilusión,
prueba a adivinarlo
lo que palpita en mi razón.
Comparte.

domingo, 5 de marzo de 2017

Aire.



Hubo un instante
en que te aferrabas al aire.

Sentí la urgencia
de mirar entre tus muros
y reivindicarme
en la fragilidad de tu deseo…
pusiste tus manos en mi cabeza
y me empujaste
a tu mundo ilimitado.

Recuerdo el manjar de tus labios
como un azúcar goloso
esperando
para ser devorado,
mi aliento
quemándose en la piel de tu fruta,
palpitando
ante la caricia enardecida
de mi papila encendida.

Tu voz sonó
en el desierto de los jadeos
donde se consumían
mil impulsos contenidos,
sentí tu velocidad
apretando mi nuca
invitándome
a ser generoso con tu ansiedad.

Paseé por el borde de tu intimidad
con mi lengua ensalivada,
dispuesto
a conocer tu madrugada,
a saber
donde se inunda tu textura,
a embriagarme de los aromas
de tu jardín interior.

En tu convulsión,
sentí tu corazón
arder en la combustión
de un horizonte de deseo
y en el secreto de un misterio infinito
mi hombría
creció en la excitación
de una esperanza húmeda
que me enajenaba sin fatiga
a conseguir
derramar el manantial de tu vida.

El reloj se desbordo
en un temblor canalla
que te puso un grito de agonía
entre los labios
y mientras te retorcías
reflejos sentía,
claros de luna
y pétalos blancos
en tus ojos crecían.

sé que el aire al que te aferrabas…
se consumía.
Comparte.

sábado, 4 de marzo de 2017

Seguro

 Soy una excepción interesante,

habitando tu mundo alucinante.


Comparte.