domingo, 14 de enero de 2018

Ansias de vivir.



No sé, ahora mismo tengo la timidez que surge cuando quiero contar algo, siento como mis pensamientos se escancian, es como un delirio contenido que se escapa de mi interior, rompe mi armonía y se queda al albor de un campo oscuro que ilumina una luna de mágica ilusión.

Quisiera mirar mis ojos en este instante, ver mi rostro y saber dónde están las máscaras, las que involuntariamente aparecen en mi para tener la seguridad de avanzar con firmeza, un hombre tiene que transitar por la historia de su vida, dejar su raíz y a veces ser tan fuerte como una roca y tan sensible que su obra sea inmarcesible para que cuando ya no este, los demá sean capaces de alcanzarla.

Juro, que a veces necesito una flor sin desojarse donde mirar y descubrir mi ternura, esa que a los hombres nos cuesta tanto demostrar, pero que no deja de permanecer hay oculta y permanentemente a flor de piel.

Salto entre los claroscuros de soledad que se quedan entre abiertos frente a mí y armándome de valor procuro hacer de la humildad un imperio donde forjar mi libertad, quizás naufrague en horas de angustioso desfallecimiento, pero he visto tantas veces mis cenizas levantar polvaredas en mi espalda, por los vientos favorables, que sé que las derrotas son la teoría de la vida, de ellas solo hay que aprender y tras ellas cerrar los ojos y seguir soñando.


Y así, aquí, en este momento deambula mi pluma en reflexión, quizás con más cabeza que corazón, pero sabiendo que éste exuda ansias de vivir.
Comparte.

6 comentarios:

  1. Tu alma has desnudado frente a nosotros, sin miramientos, esa reflexión que tú nos hace el honor de confesar logras que tu alma sea aún mas hermosa llena de ternura, pero también aguerrida!, magistral! prosa un beso mi querido Agpapxis desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  2. Veo cabeza en tu reflexión, pero casi percibo más el corazón, mi querido Agapxis… Aun cuando ese sentir deambula y se engendra en tu mente, es tu corazón el que lo cincela y lo expone, y es así… como (me) llega, a los que te leemos…

    Hambrientos de vida… Así somos los soñadores, los pensadores… y tú, mi preciado poeta…

    Gracias por estas letras que traspasan la piel… y nos dicen de ti...

    Bsoss y abrazos enormes, y muy feliz semana, mi queridísimo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito y de cuantas formas se ve tu escrito,
    ansias de vivir y todo allí está dicho
    siempre un placer leerte

    Besos de corazón

    ResponderEliminar
  4. Amigo poeta, recuerdo que una vez te comenté algo sobre que la ternura está mal vista en un hombre, sin embargo es la mejor vestimenta que puede aportar, el alma saliendo por la pluma, por los gestos, por el habla... tu reflexión es un camino para transitar... me has invitado a ello, gracias de corazón.

    Mil besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. me meto en tus letras me gustan y luego escucho tu musica

    ResponderEliminar
  6. La tenerezza e l'umiltà mio caro, in un uomo è pura magia, è poesia, quella che descrivi tu con i tuoi versi.
    Bellissimo questo testo, un immenso abbraccio.

    ResponderEliminar