sábado, 19 de agosto de 2017

Alas negras





Tenue y libre vuela en mí,
escala la atalaya de esta sensación
que me desmaya
a litigio reprimido
de un pacto con las sombras
donde nunca quiero
sentir que él me necesita.

La sombra se prolonga
cuando yo sabedora de su calma
odio pertenecer a su alivio,
improviso el rol de elegir
quien jadea en mi catástrofe
y en la fatiga
proclamo mi huida
escondiendo mi rostro
donde la sombra finge
en lo profundo de mis ojos.

Odio su encarnizada violencia,
ese vértigo de mi piel,
su retroceso sin esperanzas,
la ruina inagotable
que se derrama en silencio,
en el desorden del tiempo
que me deja
a los pies
de una turbada calma vacía.


Esa muralla de mis manos
que tapa mis ojos
guareciendo mi alma,
refugiando mi rostro
en el desierto de las plegarias
de los tactos rotos,
temblorosa lealtad
rasgado desconcierto
en esta clandestina entrega
que ya no quiero sentir,
que ya no siento.

Déjame eterna
audaz en la tibieza de lo que siento
perpetua y libre
con mis alas al viento
que en la sigilosa sombra
vestiré el luto de mi arrepentimiento.




Comparte.

10 comentarios:

  1. Agapxis!!! qué poesía!!! Dice un mundo de emociones encontradas. Las contradicciones de un contacto que se siente atractivo y fatídico al mismo tiempo. Las ironías del amor, que finalmente hacen ansiar el libre albedrío... no obstante los arrepentimientos. Fantástico amigo, y escribir así, poniéndote en los sentimientos femeninos. Alguna vez lo hice -simular y escribir desde la mente masculina- es increíble la experiencia!!! Te felicito.
    Un fuerte abrazo. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible, nunca podré atravesar esa barrera que me aleja de un sentir admirado pero inalcanzable por mi.
      Gracias Paty, por tu huella, solo soy yo usurpando sentimientos que humildemente jamás sentí, pero que en la intuición, don maravilloso y envidiable de esa perfección casi inalcanzable del genero femenino que tanto nos cuesta entender.

      Un fuerte abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  2. Sentir el discernimiento de las emociones ante una sombra que todo lo cubre...
    Admirable tu poema, amigo Poeta.

    Mil besitos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emociones que se marchan y se astian pero a su vez son difíciles de desprender.

      El desamor haciendose fuerte.

      Un abrazo Auroratris

      Eliminar
  3. El alma gritando verdades de sus emociones, imposible reprimirla, debe ser libre y eso es lo que tú has hecho, la dejaste expresar y más aún, te has derramado en bellas letras.
    Te aplaudo, grandioso poema, José.

    Viviana Lizana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás esa sea la clave, la imposivilidad de reprimirlas, lo que dicta el corazón y siente la mente jamás puede hacerse diferente, o si...
      Una grata sorpresa tu presencia Viviana.

      Eliminar
  4. Un deleite leerte siempre ...sombras que acunan como rocíos a la melancolía.
    Besos de corazón .Feliz día

    ResponderEliminar
  5. Gracias Cora, sombras que son difíciles de atravesar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Las emociones fluyendo a flor de piel y convertiéndose en letras.
    Precioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emociones a flor de piel, me gusta eso, que bonito lo dices Rita Turza.
      Un abrazo.

      Eliminar