sábado, 4 de febrero de 2017

Heme aquí





Quería permanecer
sin ni siquiera poseer,
quizás como un paréntesis
extendido en un silencio sin síntesis,
fluir entre los pájaros
que se posan en el espacio
de las estrellas que brillan en tu ocaso,
inmolarme de jubilo
descifrando los pergaminos
donde tiembla tu sentimiento
en alegatos de vida.

Y heme aquí,
con los ojos cerrados
subido a la luna,
donde guardaba los secretos
que imagine para ti,
venturoso y humilde
oteo el espacio
de ese horizonte
por donde intentas escapar
y te veo disolverte
con tu frescura de dama
de torva mirada,
de piel perpetua,
escondida en la sombra
de una virgen temblorosa
que cierra los ojos
para esconder los miedos
que delaten su frágil valentía.

Y heme aquí
pensándote mujer,
empecinado como el viento
en esta certeza
que se precipita y vacía,
embriagando mi corazón
de palabras imperturbables
que puedan serenar
el vacío que me dejas

al volar a tus horizontes.
Comparte.

13 comentarios:

  1. Y el alma yace en volandas… Pensamientos que tocan el cielo, la luna… Dejando un halo de vacío, tras su cálida brisa, su canto…

    Inspiradores y bellos versos, querido amigo…

    Un verdadero placer, poeta…

    Bsoss y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que se me escapo de las manos el verso fue un conato de inspiración que se deshizo entre las estrofas, es como si o me dejasen avanzar en la dirección que yo quería, y todo fuese a discernirse en un sentido minimalista.
      Es un poema extrañó, Ginebra.
      Besos.

      Eliminar
  2. Qué tendrá esa luna qué todo escribiente la versa, posando versos infinitos qué encandila a los amantes, por ellos la versas, y vacías tus pensamientos en ella, es la necesidad que imperan los sentidos y sentimientos cuando se extraña.

    Precioso poema, querido, Agapxis.

    Un abrazo, grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser la luz, esa luz que nos despierta para sacar todo lo que hay dentro.
      Gracias por estar, un abrazo grande.

      Eliminar
  3. Adoración desde tu refugio y tus versos son esa mirada de soslayo, que acaricia y no se clava porque es como Rocío que penetra sutilmente.
    Chapeau, amigo poeta.

    Mil besitos de domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, pero que bonito lo dices, Ana, gracias, gracias siempre.
      Besos.

      Eliminar
  4. Cuántos seres viven con sus pensamientos llenos de sueños, especialmente cuando la luna solamente nos acompaña. Al hacerlos versos, maravillosos versos como los tuyos, todo tiene una forma propia y a la vez universal. Es el virus del amor no correspondido que infecta el alma, pero que a la vez, le saca el vacío y de ella comienza a fluir agua de palabras que ofrece una llovizna de esperanza en un mundo más amoroso.
    Maravilloso amigo. Un gusto leerte y empaparme de tu inspiración. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu forma de ver mi poema, tu reflexión la hago mia porque así la siento.
      Gracias siempre por estar. Feliz semana.

      Eliminar
  5. uffffff Detrás del horizonte en tus versos, te espera la luna y tus ojitos cerrados a solas por la añoranza de lo que fue. pero que dejó huella en tu piel y en tu alma y tú ... estas ahi y yo estoy aqui dándote un abrazo y con mi sonrisa decirte el amor volverá en una nueva silueta llena de brillo de luz y de pasión , Precioso Poeta y amigo , un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  6. Hermoso poema y hermoso blog. Aquí me quedo encantada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar