domingo, 23 de octubre de 2016

Lirón



Los lirones son vagos
pero tienen sus caritas
llenas de ternura,
pasaría la vida
dormidito entre tus brazos
escuchando los latidos
de tu ilustre corazón
cantándome nanas,
nanas de amor.


Mira mis ojos
adormilados de gallardía
que se esconden del día
entre los trampantojo
en los que tú te escondías,
como una sirena erudita
que te da, lo que sabe 
que luego sin más te lo quita,
vivo insaciable,

el sueño de un lirón que medita.


Esperando escucho el sonido
de un pajarillo que duerme en su nido,
soy yo a tus adverbios concedido,
incierto sin brújula y perdido
en un preludio de poeta,
en un canto de silencio,
con la fragancia que no te importa
y en el infierno consumido.

Amor callado
perforando la quietud
lirón dormido
vuelo de senectud.
Comparte.

7 comentarios:

  1. Dibujas ternura con tallos de romanticismo, y haces que tu poema tenga esa alquimia que enamora.
    Bellísimo todo él.

    Mil besitos, amigo poeta.

    ResponderEliminar
  2. Una melodía silenciosa, una caricia aquietada, un canto entre vuelos, una nana dormida entre tus brazos.

    Muy tierno este poema, escucho las melodías desde tus versos que van pincelándose con los susurros al viento.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  3. Delatas esa intimidad del alma en conexión con lo bello, aquello que la emociona. Vivir bellamente, lema para seguir adelante.
    Besos poéticos.

    ResponderEliminar
  4. Qué dulces y tiernos versos, querido amigo… Desprenden exquisitez y sensibilidad… Me ha gustado sentir la melodía de tu poema, acariciando cual bello tintineo, mi piel y mi alma…

    Un verdadero placer, Agapxis…

    Bsoss enormes.

    ResponderEliminar
  5. Una conexión completa con la sensibilidad de tus letras Agapxis.

    Me ha encantado.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. En ese dulce silencio donde la música arropa desvela el interior de tu corazón y los versos escriben tus notas desnudando tu amor Precioso!!! un beso desde mmi brillo del mar

    ResponderEliminar