domingo, 30 de octubre de 2016

Flores en la madrugada.



Voy tejiendo cada lazo de tiempo
como una araña racial y metódica
mientras sutil me descuelgo
al infinito de tu recuerdo.

Tengo la certeza desordenada
de que nunca de mi entendiste nada,
tu solo pusiste
flores en la madrugada.

Fragmentos disueltos del ayer
surtido de palabras,
que anidan soberanas
en ancestrales ritos de un querer,
hincados en este corazón
tan palpitantes
que mueren antes
de contra el antídoto a tu ambición.

Amaste mis suspiros
en un infinito silencio,
con inacabables hechizos
tejías la soga
de mi insaciable deseo,
atabas
cada cabo de mi voluntad
consagrándome,
como un rehén frágil
y estático
que caminaba con placidez
en los campos de tu tez,
infatigable,
poseías mis secretos
bajo la luna de mi intimidad
te saciabas de mi tiempo,
en un banquete de emociones
donde yo,
fui
fruta
madurando
entre tus dientes,


Fui la lenta armonía

de tu despertar.

Comparte.

13 comentarios:

  1. Suspiros derramados en la madrugada entre versos y sombras.

    Qué bonito todo lo que escribes, Poeta.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  2. Suspiros derramados en la madrugada entre versos y sombras.

    Qué bonito todo lo que escribes, Poeta.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suspiros fundidos en anhelos que el tiempo hizo brotar en el esplendor de la cosecha, pero que ese tiempo se empeña en marchitar.
      Las flores en la madrugada se bañan de luna y...
      Gracias María por estar un abrazo y un beso.

      Eliminar
  3. Recuerdos que tejen suspiros… Aquellos que se enredaron entre su boca, su pecho y su amanecer…

    Precioso, querido amigo…

    Bsoss enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquellos que anhelan más de lo permitido y se saturan esperando entre la monótonas calles de la vida.
      Gracias Gin, un abrazo y un beso.

      Eliminar
  4. Se desgarra la palabra en un intento por recuperar un tiempo regalado, para que no se quede como un estéril recuerdo.

    Mil besitos, amigo poeta.

    Hoy me has llegado más que nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así se ansía, no lo pudiste resumir mejor, solo que quizás no deverismos mirar hacia atras, sin saber si las necesidades fueron las mismas.
      Bicos.

      Eliminar
  5. Hola Agapaxis muy dulcem cuando dices ese lento en armonía al , fue la fragancia del aroma de tu flor muy lindo y romántico , un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz, la sensibilidad quizás haga ver las cosas de otra manera.
      Un beso a tu brillo del mar.

      Eliminar
  6. Lo que cuenta, lo que nos abriga , nos abraza y a veces nos desnuda es lo que nosotros, nuestro yo más intimo hemos sentido, o nos han hecho sentir, con o sin conocimiento de haberlo hecho-- y a veces eso , nos provoca una impotencia de morder los labios, apretar los dientes y tocarse la tripa para tapar el hueco que la ausencia del amado nos va abriendo en la ausencia y aun en el deseo


    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa impotencia se hace mas grande si no hay ausencias, si se mezcla con una soledad vestida de compañia.
      Gracias MaRia por tu huella.
      Un abrazo y un beso.

      Eliminar
  7. Florecen las palabras en versos que nacieron desde el alma que amó, y qué, en la virtud de dar, regalas, es el deseo de no querer olvidar el que dicta al recuerdo.

    Anhelos en total melancolía...

    Besos, Agapxis.:-)

    ResponderEliminar
  8. Desde el alma que amo y ama,tanto que se ciega de egoismo, pues el amor aveces necesita tanto que no se da cuenta que entregando se sacia mas el alma.
    Muchos anhelos, Yayone.

    Un beso y gracias por estar.

    ResponderEliminar