domingo, 30 de octubre de 2016

Flores en la madrugada.



Voy tejiendo cada lazo de tiempo
como una araña racial y metódica
mientras sutil me descuelgo
al infinito de tu recuerdo.

Tengo la certeza desordenada
de que nunca de mi entendiste nada,
tu solo pusiste
flores en la madrugada.

Fragmentos disueltos del ayer
surtido de palabras,
que anidan soberanas
en ancestrales ritos de un querer,
hincados en este corazón
tan palpitantes
que mueren antes
de contra el antídoto a tu ambición.

Amaste mis suspiros
en un infinito silencio,
con inacabables hechizos
tejías la soga
de mi insaciable deseo,
atabas
cada cabo de mi voluntad
consagrándome,
como un rehén frágil
y estático
que caminaba con placidez
en los campos de tu tez,
infatigable,
poseías mis secretos
bajo la luna de mi intimidad
te saciabas de mi tiempo,
en un banquete de emociones
donde yo,
fui
fruta
madurando
entre tus dientes,


Fui la lenta armonía

de tu despertar.

Comparte.

domingo, 23 de octubre de 2016

Lirón



Los lirones son vagos
pero tienen sus caritas
llenas de ternura,
pasaría la vida
dormidito entre tus brazos
escuchando los latidos
de tu ilustre corazón
cantándome nanas,
nanas de amor.


Mira mis ojos
adormilados de gallardía
que se esconden del día
entre los trampantojo
en los que tú te escondías,
como una sirena erudita
que te da, lo que sabe 
que luego sin más te lo quita,
vivo insaciable,

el sueño de un lirón que medita.


Esperando escucho el sonido
de un pajarillo que duerme en su nido,
soy yo a tus adverbios concedido,
incierto sin brújula y perdido
en un preludio de poeta,
en un canto de silencio,
con la fragancia que no te importa
y en el infierno consumido.

Amor callado
perforando la quietud
lirón dormido
vuelo de senectud.
Comparte.

jueves, 20 de octubre de 2016

Al azar.



No sé si te has dado cuenta
pero seguimos lanzando la moneda

a la ventura del aire,
sin saber si descansara la cara o la cruz,
esperamos impacientes
el riesgo del azar
con la esperanza
de que nos pueda gustar
lo que el destino
nos proponga en su gestar.


Evocamos las emociones
como un juego divertido,
ebrio de dominios
de matices suicidas escondidos,
tañidos de deseos
que vibran en silencio,
se timbran sonoros
entre los dedos de la mano
y se hacen cómplices explícitos
de un impulso pertinaz.

Y ya no podemos parar
la curiosidad se forja deseo
nos lanza al ímpetu del ansia
que impulsa el acto
de vendernos al destino, 
para tragarnos la realidad
que juega
ante nuestros ojos.



Y entonces nos damos cuenta
que nos soltamos de la vida
con la pena insegura
de un vértigo que no madura
y se ciega a la cordura.
Comparte.

domingo, 9 de octubre de 2016

Será, así será



Será la palidez de tu cara
en una noche sin tránsito,
será una paloma amarrada sin vuelo
en la agonía de su sábana blanca,
un ala cruzando el pálpito de la muerte
en el rubor perpetuo que en ti descansa.

La brisa plata y la luna clara
se asoman con lágrimas
por los cristales de tu ventana,
verte desnuda, fría y descalza,
mejilla de nieve
que se funde en fiebre,
mirarte hiere
en el nudo de mi garganta,
sueño de carne
morena taranta,
quiebros de soledad
caen sobre el horizonte
mientras crece el musgo amargo
en los muros que a tu corazón protegen.

Será la guitarra solitaria
que presencia tu sueño,
una ronca nota girando en el bordón
de sangre de medianoche,
el viento perfumado de jazmines
que vela tu comisura
y entre voces secretas
me piden que te bese,
que te acaricie con mi triste lengua
que empiece,
que no me contenga,
que ponga mi furia
a hervir de amor,
que rompa la luna
por su tenue luz
y en las esquirlas fugaces
de nuestro latir
arda mi pasión
en cenizas de sentir.


Será, así será.


Imagen: My Spirit Never Dies by Lindsay Rapp Art
Comparte.