martes, 30 de agosto de 2016

Ecos de estío.




Inhibirme por los tejados
que intentan alcanzar septiembre,
permitirme ventilar
los rayos de sol
de este maldito agosto,
que se va marchando
dejando el éxodo
que se lleva las nítidas tardes
junto a este mar
que se llena de letras,
acunando mis pies sobre la arena,
mientras me lleno
de sueños ajenos,
procuro nutrirme de las horas ociosas
en un llanto de espera
sobre la tibia humedad de la hierba
que me embriagara de melancolía
los próximos y titilantes días.

Nadie posara ya su beso
sobre el ardor de mi mejilla,
ni dejará su lozanía
humedecida de salitre
sobre mis cervicales tristes,
mientras mi mirada
se pierden entre las olas rizadas
en conjeturas ensimismadas
que ni las mejores hadas
conseguirían traerme
con sus varitas plateadas.

Ya ves, oteo la vida
en el jardín vertical
de mi espina dorsal,
donde tus senos
me están dando que pensar,
porque al final septiembre
distanciara mi fiebre
atisbara la monotonía
y me alejara tu fresca lozanía
se llevará la playa
y el secreto de estos días.






Comparte.

5 comentarios:

  1. Y desfila ante mis ojos los últimos coletazos de un estío mimado por tus versos.
    Chapeau, amigo poeta!!

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  2. Y he ahí el incesante paso de los días que va mitigando cada atisbo de todo y nada… Río que arrastra, que nos lleva, que hace agua el tiempo…

    Un placer de versos, querido poeta… Maravillosamente inspiradores :-)

    Bsoss enormes!!

    ResponderEliminar
  3. Si es que te leo y ya no tengo palabras para describir tu poesía. No las tengo.

    Y dices: "oteo la vida en el jardín vertical de mi espina dorsal", algo sublime, entre otras frases más, unas metáforas que me impresionan, tienes el don de la creatividad, de llegar muy adentro...

    Arte y belleza, Poeta. Con esas dos palabras definidas aún creo me quedo corta.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  4. A veces la melancolía llega antes que la propia despedida
    hoy así te leo, te siento , el último trago de este estío
    ... tal vez, solo tal vez


    Un beso y feliz descanso

    ResponderEliminar
  5. Al leerte recuerdo esos amores de verano que tan intensamente vivimos en nuestra adolescencia, sabiendo que se diluirán con la llegada del otoño. Sin embargo siempre guardamos la secreta esperanza de volver a encontrarlos así como cada año deseamos sentir el verano en nuestra piel una vez más.

    Tu letras me hicieron volar al pasado Agapxis.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar