domingo, 26 de junio de 2016

Juzgado




Esta fatiga perenne
que se esconde enlutada
entre tus retazos de desconfianza,
que quiebra mi carne
y baila con las luces tenues
entre las acrobacias de tu ego.

Esta guadaña que corta el humo,
ese humo de promiscuidad que nadie ve
y que invariable dejas recorriendo
los caminos que nos separan en distancia
tan solo con tus propias circunstancias.

Este desnudar exhausto
que me deja indefenso
ante la nitidez de tu mirar
y agredido de conciencia
con que reaccionar.

Esta impronta que me agrede
sembrando de ortigas mi ternura
y se queda indeleble

en el crepúsculo de mi cordura. 
Comparte.

9 comentarios:

  1. Tardas en aparecer y cuando lo haces... Consigues superar cualquier expectativa creada previamente.
    Magistral, amigo poeta.

    Mil besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que uno no siempre tiene todo el tiempo que quiere para hacer lo que le gusta, gracias siempre por estar y por estar pendiente de mis letras.

      Besos.

      Eliminar
  2. Volviste con fuerza y nos llevas con tu poesia

    es bellisimo leerte ...

    Un Abrazo y feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre agradecido de tu presencia y atención a mis letras Slave.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Precioso, Agapxis… Versos que supuran ese sentir intenso e inmenso, que traspasa la piel…

    Un placer, amigo…

    Mil Bsoss y feliz semana que comienza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halagado me siento de tu mirar hacia mi poesía Ginebra, gracias siempre por estar.

      Besos.

      Eliminar
  4. Uff, Paisano, hoy tu poema es de una intensidad que te desarma.

    Ya cada verso, por si sólo, tiene algo que te impacta, así que imagina lo que has conseguido con el conjunto de todos ellos.

    Genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ojalá mis versos hubiesen conseguido tocar su objetivo yo sería inmensamente feliz.
    Pero seguro que yo seguiré escondido entre ellos rogando por que alcancen su orilla.
    Genial es que estés por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Más realidad que sonrisas, me provoca una gran tristeza, a veces, la distancia es muy cruel, o quizás lo somos quienes no alcanzamos a diluirla, pero la desconfianza lo es mucho más
    Un placer, Agapxis, mi beso

    ResponderEliminar