domingo, 19 de agosto de 2018

Si,tu.





Tu que intentas recoser el tiempo
recoger pedazos de menoría
antologías de aquella su mirada,
remembranzas silentes
que poco a poco se distancian,

si, tú...

sima del dolor
que en sordo murmullo
se desgrana
en sus virtudes,
que evocan
la ternura de su mirada
donde ensamblas
la sombra de amor
con la melancolía más clara.

Si, tú...

Deja la pupila insomne
abrazar la bahía de tu pecho
y en el camino uniforme
siembra las promesas
que recogiste en su lecho
fragmentos dulces
que socorren
un dolor inmenso.

Comparte.

lunes, 30 de julio de 2018

Yacente silencio.




Te das cuenta
qué llevas en los ojos
la trascendencia de tus palabras.

La vida es una parsimonia
donde sólo prima la necesidad
de ser valiente y amar.

Tu lo haces tan bien,
que suelo sentirte perfecta.

Luego de la soledad
de pensar tu sentir
se va estirando el hilo
que la madeja de tus palabras
enmaraño
y al costado de tu esperanza
me quedo acurrucado y latiendo.

Quizás lo vi así de firme
como si lo quisiera
sentir como mío,
un nudos de delirios de esplendor
que atan esa fe,
la que alimenta el credo
de tu amor.

No tengas miedo
de fundirte
en el yacente deseo
que se esconde en tu silencio,
el amor es una espiga de vanidades
que esconden su florecer
y se retuercen indomables
a la orilla de una súplica sin entender.
A veces es mejor un silencio
degollando el corazón
que ir mendigando impasse
en un egoísmo si razón.







Comparte.