domingo, 19 de febrero de 2017

Sigo Volando



Como noche en tus brazos
adoro el imperio,
sacrificio ciego,
desatados lazos.

Desnudo de distancia
ungido de nostalgia,
ave blanca
que pasea en su barca,
mar que persigue un horizonte,
ensueños que se lleva el agua
y tras la arena…
líneas de ausencia tallada.

Devenían Dioses pronunciando
los versos que se iban ensamblando,
entre los ojos cerrados
sudores febriles derramados,
la piel se elevaba
en infinito escalofrió,
mientras temblaba,
deshojaba, lágrimas de roció.

Estela salina de llanto
intimidad que se va desangrando,
en un guiño abstracto
en el que yo si remedio,

sigo volando.


Comparte.